13 de mayo de 2008

Dove y Bimbo, estrategias de belleza opuestas.

Ayer me entretuve, además de leyendo varios blogs de moda y luego los comentarios que algunos de ellos dejaron en el mio (gracias), con una revista de temas de publicidad en la que me encontré con muchos "gossips", que ya me tuvieron investigando muy entretenida durante la mañana.

Es increíble como algunas marcas siguen yendo hacia una definición de belleza para nada sana, como es el caso de la nueva campaña de publicidad que Bimbo lanzó en Reino Unido para niñas adolescentes de entre 9 a 16 años. Se trata del juego Miss Bimbo en el que proponen a las participantes a someter a sus personajes a operaciones de cirugía estética, hacer dietas, ir a la peluquería, todo con el objetivo de lograr ser (al menos de manera virtual) la chica "más chula, rica y famosa" del mundo Bimbo. Lo cierto es que puede ser muy interesante, pero que también puede llevar a las chicas de esta edad a ideas y casos muy extremos.

Por ello, alrededor del juego ha surgido una gran polémica, pues muchos dicen, entre ellos padres preocupados, que el juego es sinónimo de "jugar a la anorexia". ¡Así y todo, el juego en un mes logró 200.000 jugadoras!

Está bien que las marcas se metan con la moda, pero creo que hay muchos temas delicados que hay que tener en cuenta antes de embarcarse en un proyecto así, porque tenemos que ser conscientes de lo que le dejamos a la gente que involucramos y buscamos impactar. En este caso se trata de apenas unas niñas. Y sinceramente en el caso de Bimbo, hello, estamos hablando de pan, y creo que con esto se desvirtúa demasiado la imagen de marca.

En un caso muuuy opuesto está la continuidad de la campaña de DOVE y el concepto (que me encanta) de Belleza Real. Ahora con una nueva línea de productos, que aún no lanzaron por aquí, enfocada a la aromaterapia y sus propiedades en el cuerpo y que se llama "GO FRESH" (anda fresca). Para su lanzamiento Dove utilizó una campaña basada en una miniserie (Fresh Takes), en asociación con MTV, que tiene como protagonista a Alicia Keys. Los episodios se pueden ver en la página web, y tratan temas de las mujeres de 20 y algo de años y sus problemas del día a día, etc. Basándose también en eso lanzó un concurso que jugaba con lo que significaba para la mujer tener 20 y tanto, y la ganadora obtuvo un lugar en la serie. Todo el concepto me encantó, el único tema es que la ganadora resultó ser bastante más allá que gordita, y no es que esté mal, pero eso para mi ya deja de ser sano, no solo como ejemplo, pero sobretodo para ella misma.

Con estas dos campañas hablamos de dos estrategias de comunicación opuestas. Que me llevan finalmente a una conclusión personal, y es que para mi la belleza real está entre estos dos extremos, está entre no tener demasiados kilos de menos ni demasiados kilos de más, pues lo que importa es estar sano. Esa es para mi la verdadera belleza real.

Fuentes | IPMARK, DOVE, MISSBIMBO

2 comentarios:

Mer dijo...

Estoy de acuerdo, ninguno de los extremos son buenos, lo mejor es estar en forma, atlético, tonificado y fresco. Todas estas ideas, solo se ven en publicidades de desodorantes o de marcas deportivas.

Existe la idea errada de que ser sano va en contra de la moda, como si estar fumando y tomando martini fuera mas glamoroso... Recuerdo que una vez saqué una foto en el blog de Jennifer Garner, y la gente decia que tenia las piernas DEMASIADO MUSCULADAS.

en fin...

besos!

ModaQueMola dijo...

Sí, ahora estaba leyendo la última edición de la revista Kastizah y me encantó porque hablaba de lo que significa para nosotras la llegada del verano y encarar el tema BIKINI. Y cómo somos nosotras mismas a veces nuestras peores enemigas, porque no nos perdonamos a nosotras lo que sí le perdonamos a otras, porque en ellas no nos parece tan mal.
Otra cosa que rescataba era el tema de la celulitis, y el porqué ir tan en contra de ella si tal vez es algo que debemos aceptar pues lo tenemos casi todas las mujeres.
En resumen, la editorial invita a que seamos más amigas de nosotras mismas este verano. Me gustó el mensaje. Pero me quedé pensando.... de todas maneras nadie se anima a poner una mujer con celulitis en una revista... ¿o sí?