12 de abril de 2009

El vaquero ideal ¿existe?

Cuestión que hace unas semanas se me dio por hacer una pirueta no muy afortunada y al llegar a casa me di cuenta que se me había roto el vaquero. Ese, sí ESE vaquero que tenemos y nos acompaña sin falta a todos lados.

El primer pensamiento fue casi de angustia. ¿Será normal? Era como si hubiera perdido un buen amigo. Pero enseguida no me quedó otra que sustituirlo por otro de los tantos que tengo en el armario y me decidí por ir a comprarme otro, pero igual. Total difícil no sería (o al menos eso creí), pues era de aquí mismo de Madrid, y no de los que vino conmigo cuando hicimos las maletas y nos decidimos por cruzar el océano.



Pero fácil, que digamos fácil, en la vida parece que no hay nada. Cuando llegué a la tienda, empecé a buscar por todos lados mi modelo, y cuando al fin lo encontré (no sé porqué estaba todo muy entreverado) me di cuenta que no había de mi talla. Así que me dije en otra tienda será.

Y así fue como me enteré que mi modelo tal como yo lo conocía no estaba viniendo más, y el que estaba ya no era del mismo color y tampoco me quedaba como el mio. Oh desgracia, ahí empezaba una nueva búsqueda, pero ya no del vaquero que ya conocía, sino de uno nuevo, se trataba de una búsqueda que empezaba de cero.

En el camino mi cara iba cambiando. Encontré varias opciones, pero todas me llevaron a odiar los Squin. Por dios. ¿Será que lo único que compran o se venden son los pantalones squin? Me daban ganas de gritar "hay mujeres que nos gustan otros cortes" jaja. Sí, un poco como de ficción estaba empezando a entrar en la locura.

Y así terminé donde nunca me imaginé que terminaría cuando en primera instancia me di cuenta que mi vaquero ideal se había roto: en El Corte Inglés.

Y contenta, con mi nuevo vaquero bajo el brazo, que aún está peleando día a día por ocupar ese lugarcito que el anterior ocupaba en mi vida, yo me pregunto ¿Será que nunca voy a aprender? Pues esa parece ser mi historia eterna con los vaqueros. ¿Por qué entonces cuando encuentro el ideal en lugar de comprarme uno, no me compro 2?

Mientras me quedo pensando eso y el por qué de que las marcas cambien los modelos, les deseo a todos que tengan una muy feliz pascua!


5 comentarios:

Mauricio P. Milano dijo...

La verdadd!! Pero te compraste 2 del nuevo ideal?? Felices Pascuas para ti tambien

Flor M. dijo...

Nunca hice eso de comprar el mismo modelo que antes...siempre es la ETERNA búsqueda del jean perfecto que nunca llega, y me termino conformando con alguno.

Marga - ModaQueMola dijo...

Hola Mauri..No!! jaja podés creer? es que no aprendo. pero todavía no lo siento como ideal. Supongo que seguiré yendo a la primera tienda a ver si en algún momento se deciden por reponerlo jaja :)

Hola Flor! Sí, verdad que es una búsqueda eterna. No me siento tan sola entonces jaja. ¿Será que las empresas tendrán que ver porqué a todas nos pasa lo mismo?

Un besote!

GO!nzalo dijo...

jajaja! Como cuesta lo del jean ideal! Creo q aun no lo encontre. Los que tengo me gustan como me quedan pero no son IDEALES: o son muy largos, o se estiran a los 10 minutos o nunca se estirar y me quedan justos....en fin! a seguir buescando.

Saludos !

Mun Godoy dijo...

Es que cuando le coges cariño a una prenda y se te rompe o está muy vieja ya, harías lo que fuera para volver a tenerla. Te entiendo perfectamente, yo también soy de esas que se compra 2 pantalones iguales jeje. Un saludo desde www.fashionfanaticos.com