24 de enero de 2008

¡Cuando las rebajas son REBAJAS!


En la mayoría de las tiendas de Madrid las rebajas empezaron el mísmisimo día después de Reyes, es decir, el 7 de enero. Y allí estaba yo en el Shopping de Príncipe Pío a las 9.50 de la mañana parada junto a otros pocos en la puerta de ZARA, para deleitarme con los míseros precios de las rebajas. Bueno, o al menos... ¡eso era lo que yo creía!

Pues, para mi gran sorpresa, las rebajas si bien eran rebajas, ya que se hacía una reducción del precio original, sinceramente me encontré con precios que no eran de morir de risa, sino de llorar. Y hasta con prendas que ni siquiera tenían descuento, pues o eran de la nueva colección o simplemente se les había ocurrido que estas no lo merecían.

Tal fue el caso de H&M. La semana anterior de Reyes me había encontrado con un líndisimo tailler, y opté por esperar unos días para comprarlo (muy de viva lo mio). La espera fue en vano, pues cuando llegué ese lunes, el tailler se encontraba al mismo precio, y no estaba en la "zona" de REBAJAS. Lo peor de todo, es que me lo terminé comprando igual, pues lo necesitaba y me quedaba fenómeno. Ya sé, soy una vendida.

Pero esa no es la cuestión. Lo que quería decir es que entonces, perseguida por la constante voz de mi marido, me acordé del "Black Friday" de Estados Unidos. Para las que no saben qué es el "Black Friday", les cuento. Es el día de después de Acción de Gracias (¡oh coincidencia con el día después de Reyes! Pero no se ilusionen porque es la única), en donde todas las tiendas comienzan con las esperadas REBAJAS. Pero los precios son taaaan absurdamente bajos (reales descuentos, digamos) que las tiendas abandonan los números rojos (es decir, las pérdidas) y obtienen ganancias, por eso se ganan el nombre de BLACK FRIDAY.

Lo interesante es que a pesar de que los precios son absurdos, liquidan TODA la mercadería, de verdad, y hasta obtienen ganancias. Tal es así que el que vaya al día siguiente se perdió la fiesta. Por eso, la gente hace largas colas en las puertas de las tiendas, durante la madrugada para ser de los primeros a entrar cuando abren a las 5 am. Ya sé es una locura. ¡¡Pero te llevás de todo!! Abajo pueden ver un video del Black Friday de 2007 para que vean que es cierto.



Siguiendo con el tema de Madrid, en fin, me llevé una gran desilusión. Eso era lo que quería decir. No voy a mentir, alguna cosita me compré, pero porque soy mujer y no me aguanto el bolsillo. Y me quedo con un sabor amargo sólo de pensar en todo lo que me hubiera podido comprar si acá aplicaran con sabiduría un Black Friday como el de Estados Unidos.

Para dejarles el sabor amargo también a las tiendas les dejo una foto de cómo quedan los locales después de las Rebajas.

2 comentarios:

Anna-belle dijo...

Hola! te quería preguntar algo
Mi madre está en Madrid, y puede que me compre unas botas tipo de gamuza, por las rodillas de taco y punta cuadrada negras, de esas que se te adaptan a la pierna, jajaj, la cuestión es, ¿sabés de alguna buena tienda con buenos precios donde conseguir algo así?
Lo más importante, buenos precios jaja
Bueno, espero tu respuesta
Adios :)

Margarita dijo...

Hola. Cómo andas?
Mira si querés buenos precios acá en Madrid, comparado con Buenos Aires, es bastante difícil. Pero supongo que a esta altura con las rebajas puede ser que consigas! Tenés que tener suerte con el talle. Te recomiendo que mire en la zona de SOL, que hay un montón de zapaterías que tienen muy buenas opciones que entran en lo "bueno, bonito y barato".
En otro lugar que puede conseguir es en la calle FUENCARRAL (sale de Gran Vía), ahí la zona es más fashion y alternativa, está buena porque encontrás cosas originales. Y es probable que haya algo como lo que estás buscando!

¡Suerte en la búsqueda!